Medioambiente y reciclaje

Principios adaptados a las ciudades inteligentes

Nuestro modelo de negocio integra la sostenibilidad en el centro del desarrollo tecnológico como toda empresa relacionada con las ciudades inteligentes debería hacer. Aunque la conciencia social cada vez es más amplia en este sentido y las personas integran continuamente rutinas como el reciclaje en su vida cotidiana, el mayor impacto en los ecosistemas lo genera la industria. Por eso las acciones más significativas para combatir el cambio climático debe hacerse desde el espectro empresarial. Sin duda uno de los retos más importantes a nivel empresarial está dentro del objetivo de “Cero emisiones netas”.

El reciclaje de los dispositivos electrónicos o la reutilización de elementos debe ser una constante en las empresas tecnológicas para no generar montañas de residuos contaminantes sin procesar.

Abruma pensar en la cantidad de dispositivos que se consumen por persona y que cada década, aumenta la población en 1.000 millones de individuos. El modelo actual de consumo y energía no podrá sostener estas cifras, y la cantidad de recursos naturales tiende al agotamiento y a la escasez a medida que pasan los años.

El impacto industrial se resume en una reacción en cadena mediante la cual se explotan los recursos de forma descontrolada generando un impacto en el ambiente y en las poblaciones que viven  aledañas, contaminando los recursos como el agua o la tierra. Esto provoca escasez de recursos, contaminación, aumento de la huella de carbono y emisiones de CO2. Por eso es importante controlar la sostenibilidad del proceso integral del desarrollo tecnológico, desde la obtención de la materia prima hasta el transporte final para su instalación.