Alumbrado fotovoltaico

El alumbrado fotovoltaico es la combinación de las tecnologías de generación de energía fotovoltaica, el almacenamiento de energía, y la iluminación LED, todo en uno. Si la iluminación led ha supuesto un cambio en el paradigma dentro del alumbrado público, el alumbrado fotovoltaico viene a poner las bases de la siguiente revolución.

Una de las soluciones Smart Lighting más recurrentes y exitosas para satisfacer la demanda del alumbrado son las luminarias solares. Se trata de la combinación de tres tecnologías de gran importancia como la energía fotovoltaica, el almacenamiento de energía y la iluminación led, todo en su solo producto.

Dentro del alumbrado solar, el producto a destacar son las luminarias de tipo integrado, es decir, contienen todos los elementos dentro de una misma luminaria. En la parte superior tienen un panel solar que absorbe toda la energía solar durante el día, la cual se acumula en una batería, para finalmente iluminar mediante las placas led.

Uno de los aspectos más importantes a considerar dentro de esta tecnología es la batería: NextCity Labs® utiliza baterías de última generación basadas en tecnología de litio ferrofosfato (LiFePO4). Este tipo de baterías son la tendencia dentro de almacenamiento de energía debido a su seguridad, su gran desempeño especialmente en ambientes con altas temperaturas y su larga vida útil. Una batería de calidad determinará que la luminaria pueda ser de calidad y cumplir su vida útil estimada.

La autonomía de las baterías es crucial en el desarrollo de estos proyectos, por lo que debe existir un dimensionamiento adaptado a las circunstancias de cada proyecto, siempre realizado por profesionales con amplia experiencia. Gracias a los estudios realizados por el equipo de ingeniería de NextCity Labs®, las luminarias pueden ser instaladas en las ciudades u otros lugares con la gran tranquilidad que supone para las municipalidades tener iluminación todas las noches del año. Hay que añadir una ventaja muy importante en lugares donde el suministro de electricidad.

La eficiencia luminosa es otro de los aspectos clave en iluminación, y especialmente en alumbrado fotovoltaico. Una eficiencia luminosa alta va a permitir que se pueda iluminar mejor utilizando menor cantidad de energía, contribuyendo de esta manera a una autonomía de la batería mayor.

A nivel medioambiental, la tecnología de iluminación fotovoltaica permite la iluminación con energía 100% procedente de energías renovables, en este caso energía fotovoltaica, reduciendo el impacto de la huella de carbono al mínimo. Gracias a que no necesita ir conectada a la red eléctrica, es también la opción ideal para lugares remotos sin infraestructura eléctrica o donde el suministro sea inestable.

Los costos económicos de la implementación de estas luminarias es mucho menor principalmente por la eliminación de los costos de electricidad y la ausencia de costos de instalación eléctrica ni cableado. Simplemente se instala la luminaria en un lugar con buena radiación solar y ya se dispone de la iluminación perfecto durante la noche.

Los beneficios para las comunidades son numerosos, y más si tenemos en cuenta que los gastos de las municipalidades en concepto de electricidad son muy elevados cada año. Este ahorro permite que esos fondos puedan ser destinados a gastos sociales como sanidad. También es importante subrayar la importancia que representa este ahorro energético a nivel mundial, sabiendo que la iluminación urbana representa casi la quinta parte del consumo mundial de electricidad.